José Simón Elarba aplaude la iniciativa de Plasticoin

“Plasticoin”, la novedosa iniciativa que promueve el reciclaje en Uruguay

El sistema ofrece recompensas en monedas virtuales sin blockchain por cada kilo de plástico recolectado


Para promover de forma más eficiente el reciclaje de plástico en Uruguay, Plasticoin , un proyecto de Economía Circular, desarrolló un nuevo emprendimiento que gestiona centros de acopio de desechos plásticos.

¿Cómo funciona?

Toda persona que recolecte residuos plásticos será recompensada con una moneda virtual con el mismo nombre que podrá ser canjeado por productos y servicios en comercios afiliados, con el apoyo de la Agencia Nacional de Desarrollo de Uruguay (ANDE).

El sistema de recompensas se divide en 3 categorías:

  1. Residuos recolectados en domicilio, es decir, en los hogares.
  2. Desechos recogidos de las playas de la localidad.
  3. Recolección de microplásticos en balnearios.

Así mismo, cada una de estas categorías dispone de un valor específico para cada kilogramo de plástico recogido:

  1. 100 plasticoins por kilo recolectado en casa.
  2. 200 plasticoins por kilo recogido en playas.
  3. 400 plasticoins por cada kilo de microplástico.
José Simón Elarba aplaude la iniciativa de Plasticoin

De momento, la iniciativa se limita a la localidad de Piriápolis, en el departamento de Maldonado, y ofrece el intercambio en establecimientos de comida afiliados, según el portal de Plasticoin, pero también ofertas y descuentos en servicios como barbería, clases de yoga y surf, etc.

Moneda virtual, no criptomoneda

El desarrollo y uso de criptomonedas para iniciativas sociales se hace cada día más frecuente, pero Plasticoin prefiere trabajar, de momento, como una moneda virtual.

Aunque sí prevén a futuro el uso de la tecnología blockchain para la trazabilidad de los movimientos, en este momento de impulso solo funcionan como un intercambio con soporte digital.

Así lo explicaron los voceros de la iniciativa al portal CriptoNoticias.

El uso de monedas virtuales no es algo realmente nuevo, aunque ha cobrado más visibilidad en los últimos años, especialmente en el sector de los videojuegos, en los cuales se pueden comprar mejoras, herramientas u otras características, a través del cumplimiento de logros y metas dentro del mismo.

Esta es una iniciativa que apreciamos en Fospuca, empresa privada de recolección y desechos sólidos que dirige José Simón Elarba, pues ofrece una oportunidad infinita de involucrar a las comunidades con el reciclaje, evitando así la acumulación de residuos en el ambiente.