La Comisión Europea presiona a la sociedad para combatir la contaminación

El ente supranacional presentó un conjunto de medidas orientadas a despertar una mayor consciencia en los ciudadanos y en los productores para migrar a alternativas sostenibles

 

La Comisión Europea (CE) anunció un conjunto de medidas para reducir drásticamente la generación de residuos plásticos y mitigar su impacto en la polución marina.

José Simón Elarba, director de Fospuca, explica que la iniciativa contempla prohibir el consumo de elementos plásticos de un solo uso en la cotidianidad para los cuales existen alternativas sostenibles y campañas de concientización que estimulen el uso de filtros de agua, o en su defecto botellones, además de prescindir del uso de pitillo.

El Ejecutivo de la comunidad europea plantea un instrumento legal que promueva la utilización de materiales sostenibles en la producción de pajitas para beber (pitillos), palos para sujetar globos, hisopos o recipientes para alimentos, cubiertos y vasos de plástico. Además, en locales comerciales de los Estados miembros de la Unión Europea se deben ofrecer alternativas sostenibles.

“La idea detrás de nuestro enfoque es que ayudemos a la industria a desarrollar otros productos, y en cuanto existan alternativas viables y asequibles, por supuesto, presionaremos para que tomen el lugar de los plásticos contaminantes de un solo uso”, declaró a Efe el primer vicepresidente de la CE, Frans Timmermans, explicando que dichos productos pueden ser producidos por materiales menos contaminantes.

La Comisión pretende también obligar a los países miembros a recuperar el 90% de las botellas de bebidas de plástico de un solo uso para 2025.

José Simón Elarba y Henry Camino - Union Europea contra la contaminación

EXIGENCIAS A LOS PRODUCTORES

Por otra parte, la propuesta también presionará a los productores de plástico para que ayuden a cubrir los costes de la gestión y limpieza de residuos, como bolsas y empaques de golosinas. Además, deben colocar en el etiquetado el impacto medioambiental de compresas higiénicas, toallitas húmedas o globos.

Henry Camino, miembro de la directiva de Fospuca, destaca que la CE exige un mejor esfuerzo de la industria pesquera, responsable del 27% de la basura que se acumula en las playas de Europa. Buscan que los productores de aparejos de pesca a base de plástico cubran los costes de la recolección de residuos por parte las instalaciones portuarias receptoras, su transporte y correcto tratamiento.

De momento, entre las medidas no se prevé un nuevo impuesto sobre el plástico, una idea que ya forma parte del debate público, aunque Jyrki Katainen, vicepresidente de la Comisión, aseguró que el Ejecutivo busca avanzar en esa dirección.

La Comisión espera que el Consejo Europeo -que representa a los Estados miembro- y la Eurocámara -que representa a los ciudadanos- conviertan la propuesta legislativa en normativa comunitaria antes de las elecciones al Parlamento Europeo el próximo año.

“Europa puede no ser el mayor contribuyente mundial al problema de la basura plástica marina, peropodemos ser el mayor contribuyente a la solución“, dijo Timmermans, agregando que la UE se coloca así a la cabeza de la lucha medioambiental contra el plástico.